TE CUIDO

Destacados

Entrevista a Katia Juanino

May 6, 2018

 

Inauguramos esta edición con Katia Juanino.

Conocí a Katia en Francia en 2001. La primera vez que la vi, pensé “qué guapa”. Pero la mejor sorpresa, fue descubrir lo guapa que es realmente esta mujer por dentro. Es sincera, positiva, alegre y muy divertida. A lo largo de los años, también he ido descubriendo en Katia una mujer inteligente, valiente, luchadora, sensible y que tiene los pies en la tierra.

Desde el equipo de Silvia Ayuso, agradecemos su generosidad por compartir con todos nosotros esta entrevista.

 

 

 

¿Qué es la abundancia para ti?

La abundancia es una palabra que tiene diferentes significados que dependen del contexto y de la interpretación que queramos darle. Si ponemos esta palabra en un contexto positivo, por ejemplo, “la abundancia de generosidad”, esta palabra será sin duda, idílica.

 

En mi vida, la idea de abundancia ha pasado por diferentes etapas. Cuando era pequeña interpretaba la abundancia como sinónimo de éxito, de riqueza y de felicidad. Hoy pienso que la abundancia ha generado deseos negativos. Vivimos en un mundo de  deseo “de tener”.  Ese deseo constante de tener cada día más y más cosas produce una sensación de vacío y de eterna frustración.

 

Con esta filosofía del más y más, derrumbamos los valores fundamentales del ser humano y nos olvidamos de lo más importante: “nosotros mismos”. Nos olvidamos de querernos y aceptarnos tal y como somos, sin comparaciones, sin frustraciones…. Prefiero la palabra suficiente (sonrisas).

 

¿Cuál ha sido tu mayor reto de superación? Y, ¿Qué hiciste para conseguir tu objetivo?

Creo que he tenido muchos retos en mi vida y los sigo teniendo (risas) pero creo que el más importante de todos ellos, ha sido el de aceptarme tal y como soy. Aceptándome y siendo feliz conmigo misma, puedo superar cualquier reto más fácilmente.

 

Desde joven, he sido una mujer muy aventurera y sin miedos. He viajado bastante y he vivido fuera de España desde que acabé mi carrera universitaria. Esto conlleva gestionar objetivos, responsabilidades e ilusiones. Además, soy una persona muy curiosa, algo ambiciosa, muy testaruda y perseverante. Aunque todo parezca positivo, si te soy sincera, sumar todos estos adjetivos conlleva a tener muchos retos tanto personales como profesionales. Y quien dice retos, también dice pasión, estrés, superación, frustración etc., etc.

 

Un buen día me levanté y me escuché. Me di cuenta que no estaba satisfecha, que estaba triste. No podía compartir este sentimiento con nadie ya que sabía lo que me iban a decir: “pero Katia, si tú lo tienes todo”. Así que decidí compartir “mi intimidad” con una profesional ajena a mi entorno. Una sophrologue (en francés) y coach (en inglés). Su primera pregunta fue ¿Porqué estás aquí Katia?  Le contesté que no lo sabía exactamente, pero añadí que, aunque lo tenía todo, una familia estupenda, dos hijos maravillosos, un trabajo genial y salud, tenía un sentimiento de vacío inexplicable. Me preguntó cuánto tiempo me consagraba a mí misma. Y en ese momento, descubrí la causa de todas mis preocupaciones. Me ocupaba de todo y de todos ... salvo de mí.

 

Recuerdo que salí de aquella reunión diferente, me sentía ligera como una pluma y rápidamente me puse a trabajar en uno de los retos más importantes de mi vida: ocuparme de mí misma.

Para conseguir mi objetivo tuve que hacer una alianza con mi marido, ya que sin cambios en casa, sabía que no podía llegar muy lejos.

 

Con el tiempo que me había regalado, me puse a leer libros sobre la alimentación, sobre las técnicas del bienestar, de crecimiento individual y a grandes maestros para inspirarme. Todos hablaban de yoga, de meditación, de alimentación, de la interiorización.

 

Después de una buena organización, de mucha perseverancia y de escucharme mucho, he conseguido cambiar mi vida, mejor dicho, vivirla plenamente (risas). Practico yoga, medito y hago deporte asiduamente. También me instruyo y pido consejo sobre los “alimentos”. Esto es fundamental ya que cambiando tu manera de ver los alimentos, tu manera de comer y de comprar, te cambia la vida.

 

Hoy estoy feliz de haberme escuchado con sinceridad y haber podido pedir ayuda a un profesional. He aprendido a aceptarme tal y como soy y a vivir de manera más intensa. He aprendido a conectarme en plena consciencia con todo lo que me rodea. Disfruto más de lo que tengo, de los míos y de lo que nos rodea. Tengo más energía y no me interrogo sobre la abundancia ya que finalmente tengo más que suficiente (risas).

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Hola, soy Silvia.

En este blog TÚ eres lo más   importante.

Bienvenido y gracias por cuidarte.

¿Qué son los SuperAlimentos?

September 6, 2018